Trazabilidad RFID para frutas y verduras

En el 3º post sobre la miniserie de tecnología RFID para el sector Hortofrutícola, hablaremos sobre Trazabilidad RFID para frutas y verduras.

  1. Reducción de mermas en el sector hortofrutícola
  2. RFID para ahorrar costes en el sector Hortofrutícola
  3. Trazabilidad RFID para frutas y verduras

 

 

¿Qué significa trazabilidad alimentaria?

Empecemos por definir que es trazabilidad alimentaria.

“La trazabilidad permite encontrar y seguir el rastro, a través de todas las etapas de producción, transformación y distribución, de un alimento, un pienso, un animal destinado a la producción de alimentos o una sustancia destinados a ser incorporados en alimentos o piensos con probabilidad de serlo”

 

Por lo tanto, la trazabilidad proporciona a los consumidores dos características:

 

      • Seguridad Alimentaria: la trazabilidad no garantiza la seguridad, aunque constituye una herramienta de gran utilidad, que reduce los riesgos y favorece una rápida y efectiva reacción en caso de detectarse una alerta.

      • Calidad Alimentaria: Conocer todas las etapas de producción de un alimento nos permite disponer de una valiosa información sobre cómo y dónde se ha producido, con qué productos se ha tratado, quién lo ha envasado y transportado, y cómo se ha conservado y comercializado.

     

     

    Etiqueta que contiene los datos exigidos por la legislación, condigo de trazabilidad incluido (800205)

     

    Tipos de trazabilidad

    Existen los siguientes tipos de trazabilidad en función del papel que representen dentro de la empresa:

     

        1. Trazabilidad hacia atrás: es la trazabilidad mediante la cual nos permite a través de un producto intermedio o final conocer información relevante del proceso hasta el origen de la materia prima.

        1. Trazabilidad del proceso o intermedia: es la que permite relacionar los productos que entran y salen en los procesos de producción o transformación.

        1. Trazabilidad hacia delante: es la que permite conocer donde se ha distribuido un determinado producto.

       

      trazabilidad RFID
      Diagrama flujo trazabilidad agroalimentaria

       

       

      Implantar un sistema de trazabilidad RFID en la industria agroalimentaria

      Si leemos el Reglamento 178/2002, no nos dice una forma o qué medios utilizar para conseguir un sistema de trazabilidad alimentario obligatorio. Pero en general, las empresas hortofrutícolas, que se dedican a la producción primaria, necesitarán un sistema de trazabilidad basado en:

       

          1. Trazabilidad hacia atrás: donde iremos recopilando la información de todos los productos que se vayan incorporando en el proceso productivo. Al tener un gran producto y rotación, todo lo que no sea emplear medios informáticos y etiquetas RFID hace que la tarea sea prácticamente ingobernable.

          1. Trazabilidad del proceso o intermedia: todos los procesos o tratamientos que se realicen al cultivo.
            Es especialmente importante registrar de forma actualizada aquellos aspectos que puedan afectar a la seguridad y salud, como por ejemplo los tratamientos fitosanitarios. Para ello, se deben registrar los datos relativos a la fecha y motivo del tratamiento fitosanitario, nombre comercial del producto usado, dosis aplicada, número de registro y volumen de caldo de tratamiento. Este registro puede hacerse tanto de forma manual como informatizada.

          1. Trazabilidad hacia delante: por cada producto tendremos que ser capaces de decir a quien se lo hemos vendido. Deberá recoger información como producto, variedad, parcela, cantidad, fecha de recolección, fecha de venta, tipo y número de envases, y albarán. A destacar la importancia que tiene la tecnología RFID a lo largo de todo el proceso, ya que permite la automatización de toda esta información sin apenas intervención humana.

         

        Conservar los registros y responsabilidades

        Aunque en la normativa, no especifican fechas concretas, sólo indica la obligación de conservar los registros. Los plazos para la conservación de los registros de frutas y verduras a modo orientativo es de 1 año.

        El artículo 18 del Reglamento 178/2002, responsabiliza al empresario de la identificación y conservación de lo que puede controlar, es decir, no hay que dar respuesta a toda la cadena de suministro, pero sí recoger y conservar toda la información bajo su control. Por lo tanto, sus obligaciones son:

            • Tener dentro de su empresa implantado un sistema de trazabilidad.

            • Disponer de la información necesaria.

            • Cuando se requiera por parte de las autoridades, poner a su disposición toda la información de la trazabilidad. Y su colaboración con las autoridades competentes.

           

          Trazabilidad RFID y ventajas en el sector alimentario

          Los ingleses inventaron la tecnología RFID durante la Segunda Guerra Mundial para identificar sus aviones en combate. Pero en los últimos años, se están solucionando muchos de los problemas que esta tecnología tenía en cuanto a estándar y reducción de precios.

          Actualmente, estamos ante una tecnología que ha reducido su precio considerablemente, gracias a que el consumo masivo ha permitido economías de escala para abaratar sus costes (por ejemplo, podemos encontrarnos precios de etiquetas adhesivas a 5-10 céntimos la unidad cuando hace algo más de 10 años estaban en torno a 1€).

          A modo resumen, la tecnología RFID es la que te permite identificar los productos a distancia sin intervención humana. Ya hablamos en anteriores artículos del RFID, los enumero a continuación:

           

             

            Etiqueta RFID para palot
            Etiqueta RFID para palot

             

             

            A continuación destacamos las principales ventajas de la utilización de la tecnología RFID frente a otros medios como el código de barras:

             

                • Permite a las empresas ser más eficientes y fiables al reducir la intervención humana.

                • Capacidad de reescritura. Una etiqueta de RFID puede grabar información varias veces.

                • No es necesario tener línea de visión directa para su lectura. De hecho, es posible leer los artículos con etiquetas de RFID dentro de su correspondiente embalaje, ya sea una caja, paleta u otro tipo de envoltorio.

                • Permite la identificación individual de cada producto, pudiento obtener importantes beneficios como conocer una fecha de caducidad, valorar productos a su coste de compra unitario, una gestión del inventario más productiva…

                • Incrementar la distancia de lectura. Las etiquetas RFID pueden ser leídas a distancias mucho mayores en comparación con los códigos de barras. Dependiendo del tipo de frecuencia y equipos de lectura, en entornos logísticos, se pueden hacer lecturas a una distancia máxima de 20 metros.

                • Durabilidad acondicionada a ambientes de trabajo industriales. El RFID puede aguantar en ambientes hostiles como el agua. Mientras que el código de barras se daña con mayor facilidad. En aplicaciones como por ejemplo la identificación de los palés retornables, el RFID es una tecnología más apropiada, ya que no requiere de su reemplazo. Los Tags RFID pueden llegar a tener una vida ilimitada.

                • Mayor seguridad. La información almacenada en una etiqueta RFID puede estar protegida con contraseña y encriptada. El código de barras no es programable ni se puede proteger.

               

              Importancia para el consumidor

              Un sistema de trazabilidad con RFID te permite poder ser más eficiente en el uso de tus recursos para poder digitalizar procesos y operaciones, que de otra forma te resultaría muy difícil de llevar a cabo.

              También es importante, para los supermercados, ya que cada vez existe una mayor presión por tener una disponibilidad del producto durante todo el año y ofrecer una excelente calidad, entendiendo calidad en sabor y forma, cogiendo cada vez más importancia la tendencia hacia productos ready to eat, ofertando productos en su punto óptimo de maduración para su consumo. Aquí, la tecnología RFID es clave para el control de los productos en cámara de maduración y conseguir casos de éxito como los conseguidos en nuestros clientes de un incremento de un 11% en las ventas, un 33% en la reducción de mermas y un incremento de un 39% en las cámaras de maduración.

              Pero lo más relevante para el cliente o usuario final es que cada vez está más concienciado sobre temas de salud, la procedencia de los productos y la fecha de recolección. El hecho de aportarle esa información por producto, es un factor diferencial que permite la fidelidad del cliente final.

               

               

              Descubre más artículos
              Inventario

              Como tener un inventario Lean

              El uso de la tecnología RFID (identificación por radiofrecuencia) en el sector hortofrutícola ha demostrado ser una herramienta valiosa para mejorar la gestión de inventario y promover prácticas eficientes en

              Leer artículo completo →
              Scroll al inicio
              Habla con nosotros
              1
              KiwandaLabs
              Hola :)

              ¿En qué podemos ayudarte?