Fases de preparación de pedidos: Optimización con RFID y SGA

Cajas para la preparación de pedidos

Las fases de preparación de pedidos en el almacén son fundamentales para la cadena logística. La recepción y registro de la mercancía, la selección y recogida, el embalaje y etiquetado son procesos clave. Existen métodos como la preparación uno a uno o múltiples pedidos simultáneamente. La eficiencia en la preparación, la planificación, la tecnología y la integración de recursos son aspectos fundamentales que considerar. La combinación de factores humanos y tecnológicos es crucial en este proceso.

 

Fases de preparación de pedidos en el almacén

En el proceso de preparación de pedidos en un almacén, se llevan a cabo diversas etapas fundamentales que aseguran el correcto funcionamiento de la cadena logística y la satisfacción del cliente. A continuación, se detallan las fases implicadas en este proceso:

Fases de preparación de pedidos: Recepción de mercancía y registro en el sistema

Recepción

  • Inspección detallada: Además de verificar el estado físico general, se pueden realizar inspecciones más detalladas en función del tipo de producto, como control de temperatura, humedad, niveles de pH, etc.
  • Digitalización de la documentación: La información de los albaranes, facturas y otros documentos se captura electrónicamente para agilizar su procesamiento y minimizar errores.
  • Etiquetado de la mercancía: Se asigna un código de barras o RFID a cada unidad o lote de producto para facilitar su trazabilidad en el almacén.

Registro en el sistema

  • Integración con sistemas externos: El sistema WMS puede integrarse con otros sistemas de la empresa, como el ERP o el sistema de gestión de transporte (TMS), para automatizar la transferencia de datos y optimizar la cadena de suministro.
  • Actualización en tiempo real: El inventario del almacén se actualiza de forma automática a medida que se reciben y registran las mercancías, proporcionando información precisa sobre la disponibilidad de productos.
  • Alertas de stock: El sistema puede generar alertas cuando los niveles de stock de determinados productos se acercan al mínimo, permitiendo la reposición oportuna y evitando roturas de stock.

Fases de preparación de pedidos: Selección y recogida de la mercancía (picking)

Selección de pedidos

  • Priorización de pedidos: El sistema WMS puede priorizar la selección de pedidos en función de criterios como la urgencia del pedido, el valor de la mercancía o la ruta de entrega.
  • Asignación dinámica de operarios: El sistema puede asignar dinámicamente los operarios a los pedidos en función de su experiencia, disponibilidad y ubicación dentro del almacén.
  • Tecnologías de asistencia: Se pueden utilizar tecnologías como lectores de voz, dispositivos de manos libres o terminales portátiles para guiar a los operarios en el proceso de picking y reducir errores.

Recogida de la mercancía

  • Picking por voz: Los operarios reciben instrucciones de voz sobre la ubicación de los productos y la cantidad a recoger, lo que les permite tener las manos libres para manipular la mercancía.
  • Robots y cobots: Se pueden utilizar robots y cobots para automatizar la recogida de productos, especialmente en tareas repetitivas o que requieren mayor precisión.
  • Sistemas de pick-to-light: Estos sistemas utilizan luces LED para indicar a los operarios la ubicación exacta de los productos que deben recoger.

Fases de preparación de pedidos: Embalaje y etiquetado

Embalaje

  • Materiales de embalaje sostenibles: Se pueden utilizar materiales de embalaje ecológicos y biodegradables para reducir el impacto ambiental.
  • Empaquetado personalizado: El embalaje puede personalizarse con el logotipo o la marca del cliente para mejorar la experiencia de compra.
  • Máquinas de embalaje automatizadas: Se pueden utilizar máquinas automatizadas para agilizar el proceso de embalaje, especialmente para pedidos de gran volumen.

Etiquetado

  • Impresión de etiquetas personalizadas: Las etiquetas pueden incluir información adicional como instrucciones de uso, fecha de caducidad o códigos QR para facilitar el seguimiento del envío.
  • Etiquetado automático: Se pueden utilizar sistemas de etiquetado automático para imprimir y aplicar etiquetas a los paquetes de forma rápida y precisa.
  • Verificación de etiquetas: Se pueden utilizar sistemas de visión artificial para verificar que las etiquetas sean legibles y estén correctamente adheridas a los paquetes.

 

Estas fases son fundamentales para garantizar una preparación de pedidos eficiente y precisa, optimizando así los procesos logísticos y asegurando la satisfacción del cliente final.

 

Métodos de preparación de pedidos

A parte de las fases de preparación de pedidos en un almacén, es crucial considerar los métodos utilizados para optimizar la eficiencia y la precisión en la selección y empaquetado de la mercancía. A continuación, se presentan los dos enfoques principales que se emplean en esta fase:

Preparación de pedidos uno a uno

  • En este método, se selecciona y empaqueta la mercancía de cada pedido de forma individual.
  • Se lleva a cabo una minuciosa verificación de cada producto antes de ser embalado, asegurando la exactitud del pedido.
  • Este enfoque es ideal para pedidos personalizados o que requieren un cuidadoso control de calidad.

Preparación de varios pedidos simultáneamente

  • En este método, se recopilan diferentes mercancías en un área designada para preparar varios pedidos al mismo tiempo.
  • Se optimiza el tiempo y los recursos al procesar múltiples pedidos de manera simultánea.
  • Este enfoque es eficiente para almacenes con un alto volumen de pedidos y una amplia variedad de productos.

 

Importancia de la eficiencia en las fases de preparación de pedidos

Planificación y optimización de procesos

La planificación cuidadosa de cada una de las fases de preparación de pedidos es crucial para el funcionamiento eficiente del almacén. Es necesario coordinar adecuadamente la recepción de la mercancía, la selección y recogida de los productos, el embalaje y etiquetado, así como el envío o distribución de los pedidos.

Optimizar los procesos implica asegurarse de que cada paso se realiza de forma eficiente y sin errores. Esto incluye la organización del almacén para facilitar el acceso a la mercancía, la asignación adecuada de recursos humanos y tecnológicos, y la implementación de medidas para agilizar la preparación de pedidos.

 

Integración de tecnologías avanzadas

En la era actual, la integración de tecnologías avanzadas en la preparación de pedidos es esencial para mejorar la eficiencia y la precisión de los procesos. La utilización de sistemas de gestión de almacenes (SGA) y tecnología RFID permite tener un control más detallado de la mercancía, agilizar la recogida de pedidos y reducir errores en el etiquetado y embalaje.

Además, la automatización de ciertos procesos mediante AGV y sistemas de raíles automáticos puede acelerar la preparación de pedidos y minimizar los tiempos de espera, mejorando así la satisfacción del cliente y la eficiencia de la cadena logística en su conjunto.

 

Combinación de recursos humanos y tecnológicos

La combinación eficaz de recursos humanos y tecnológicos es clave para garantizar una preparación de pedidos eficiente y satisfactoria. Los trabajadores deben estar capacitados para utilizar las herramientas tecnológicas disponibles y coordinarse de forma efectiva con los sistemas automatizados.

La colaboración entre el personal del almacén y las tecnologías avanzadas permite aprovechar al máximo las capacidades de cada uno, optimizando los procesos de las fases de preparación de pedidos y asegurando la calidad y precisión en cada etapa del proceso.

Descubre más artículos
Scroll al inicio
Habla con nosotros
1
KiwandaLabs
Hola :)

¿En qué podemos ayudarte?