Ventajas RFID sobre código de barras en inventarios.

El código de barras en una herramienta universalmente conocida y utilizada desde 1970. Sin embargo, la presión existente en las empresas para ser más competitivas a nivel mundial, está llevando a que el RFID cada vez esté teniendo más presencia, y presente un gran crecimiento. En esta evolución, el RFID emerge como una solución que promete una gestión de inventarios más eficiente y precisa. Exploraremos las ventajas del RFID sobre los códigos de barras y cómo se está transformando la gestión de inventarios.

 

Los sistemas de RFID ofrecen un amplio abanico de aplicaciones para mejorar el control del inventario, trazabilidad y la cadena de suministro.

 

Quizás el peor enemigo del RFID, son las barreras de entrada típicas de la tecnología, en cuanto a la adaptación por parte del personal. Muchas pymes y medianas empresas, aun viendo los beneficios que pueden llegar a tener, están a la expectativa de lo que hacen los demás actores dentro de su sector. Posponiendo la adopción de estos sistemas.

 

Sin embargo, que las empresas líderes del sector como el Grupo Inditex, Wal-Mart, Decathlon, El Corte Inglés, Uniqlo, Mango… hayan apostado firmemente por el RFID, hace que exista una urgencia apremiante para conocer las ventajas y desventajas del RFID frente al código de barras.

 

Ventajas del RFID vs código de barras.

En la gestión de inventarios, el uso de la tecnología RFID proporciona una serie de ventajas significativas en comparación con el tradicional código de barras. A continuación, exploraremos en detalle las ventajas del RFID sobre el código de barras y cómo impactan en la eficiencia y precisión de la gestión de inventarios.

    • Capacidad de reescritura. Una etiqueta de RFID puede grabar información varias veces.

 

    • Una vez el código de barras está impreso, no se puede cambiar la información.

 

    • No es necesario tener línea de visión directa para su lectura. De hecho, los artículos con etiquetas de RFID pueden leerse dentro de su correspondiente embalaje (caja, palet…).

 

    • Permite la identificación individual de cada producto, pudiendo obtener importantes beneficios como conocer una fecha de caducidad, valorar productos a su coste de compra unitario, una gestión del inventario más productiva…

 

    • Incrementar la distancia de lectura. Las etiquetas RFID se detectan a más distancia que los códigos de barras. Dependiendo del tipo de frecuencia y equipos de lectura, en entornos logísticos, se pueden hacer lecturas a una distancia máxima de 20 metros.

 

    • Tienen una mayor capacidad para almacenar información.

 

    • Lecturas múltiples, mientras que el código de barras es individual.

 

    • Durabilidad acondicionada a ambientes de trabajo industriales. El RFID puede aguantar en ambientes hostiles como el agua. Sin embargo, el código de barras se daña con más facilidad. En aplicaciones como por ejemplo la identificación de los palés retornables, el RFID es una tecnología más apropiada, ya que no requiere de su reemplazo. Los Tags RFID pueden llegar a tener una vida ilimitada.

 

    • Mayor seguridad. La información almacenada en una etiqueta RFID puede estar protegida con contraseña y encriptada. El código de barras no es programable ni se puede proteger.

 

Limitaciones del RFID.

      • La facilidad de impresión, mientras que un RFID necesita de equipamiento especial (PDAs) o impresoras especiales.

      • Aunque el menor coste unitario por etiqueta puede parecer económico, en la operativa global puede resultar más costoso debido a los retrabajos, la gestión continua del inventario, las mermas y las pérdidas de venta desconocidas.

      • La gran implantación del código de barras en la mayor parte de los sectores y empresas.

      • Interferencia en la lectura de radiofrecuencia ante sistemas líquidos y metal. Para ello, las etiquetas deben ser diseñadas especialmente para aplicarse sobre esos entornos.

    Como se puede apreciar, la balanza se inclina a los mayores beneficios de la tecnología RFID. Sin embargo, no se puede generalizar, ya que hay que estudiar el ROI (retorno de la inversión) para cada caso concreto.

    Pero podemos afirmar, que en la mayor parte de los sectores y empresas existe más beneficios implantando la tecnología RFID que el código de barras. Y ya no hablamos solo de la mejora en competitividad mediante el ahorro de costes (evitar venta desconocida, eliminar tareas que no aportan valor, mejorar las compras a base de una mejor gestión de tu inventario, ganar en rapidez, reducción de mermas, reducir inventarios…). Si no otros beneficios como puede ser la trazabilidad, fundamental para empresas de alimentación o sanidad.v

    Descubre más artículos

    RFID

    ¿Qué es el RFID?

    El RFID (Identificación por Radiofrecuencia) es una tecnología que utiliza señales de radio para identificar y rastrear objetos, animales o personas mediante etiquetas con chips que almacenan información y se

    Leer artículo completo →
    Abrir chat
    1
    KiwandaLabs
    Hola :)

    ¿En qué podemos ayudarte?