Impacto de las etiquetas de tinta electrónica en el comercio

Frigorífico con productos con etiquetas de tinta electrónica

El comercio minorista desempeña una función crucial en la economía y la sociedad al proveer una amplia gama de productos y servicios. Sin embargo, a menudo enfrenta desafíos de optimización, donde los empleados dedican una cantidad significativa de tiempo a tareas relacionadas con la gestión de precios y enfrentan dificultades en el proceso de reabastecimiento.

En este contexto, las etiquetas de tinta electrónica (ESL) son una solución digital innovadora que mejora la gestión de precios en las tiendas y la experiencia del cliente. Su versatilidad las hace aptas para su implementación en diversos sectores comerciales, como supermercados y farmacias, desempeñando un papel vital en la digitalización y optimización de operaciones en tienda.

Estas etiquetas, caracterizadas por su alta personalización y automatización, proporcionan información precisa y actualizada en tiempo real, abarcando desde precios hasta promociones y disponibilidad de productos.

¿Qué podemos conseguir con la solución de etiquetas electrónicas?

El uso de etiquetas de tinta electrónica en el ámbito del retail permite una gestión más precisa y actualizada del inventario. Estas etiquetas, al estar integradas con las soluciones de gestión de la tienda, pueden mostrar información en tiempo real sobre la disponibilidad de los productos, precios actualizados, y datos relevantes como la fecha de caducidad.

Para una tienda con personal limitado, esta solución digital significa una reducción significativa en el tiempo dedicado a verificar y actualizar el estado del stock. Con este sistema se centraliza y automatiza la información, actualizando cualquier campo a tiempo real sin esfuerzo.

Además, facilita la tarea de mantener el inventario bien organizado, asegurando que los productos estén siempre disponibles para los clientes, lo que se traduce en una mayor satisfacción del consumidor y una reducción de la pérdida de ventas por falta de stock.

Uso de ESL: Alertas de reposición y manejo de productos en riesgo de caducidad

La característica más destacada de las etiquetas de tinta electrónica es la incorporación de una luz indicadora que se usa para indicar el nivel de batería. Integrándose en un SGA puede tener otros usos, como alumbrar cuándo un producto llega al stock mínimo de seguridad, a la fecha de caducidad, etc.

Esta funcionalidad es esencial para tiendas con poco personal o para negocios que tienen muchos productos, ya que permite a los empleados identificar rápidamente los productos que necesitan ser reabastecidos, optimizando el proceso de reposición y asegurando que nunca falten los artículos esenciales.

Una de las funciones más demandada por los clientes es poder activar ofertas automáticas en productos que estén próximos a su fecha de caducidad u ofertas y precios según la hora, por ejemplo en una panadería. Esta capacidad no solo ayuda a reducir el desperdicio de alimentos y otros productos perecederos, sino que también contribuye a aumentar las ventas de mercancías que de otro modo podrían no ser vendidas.

Las ofertas se actualizan automáticamente en las etiquetas, lo que facilita la comunicación de promociones a los clientes sin necesidad de intervención manual, un beneficio considerable para tiendas con recursos humanos limitados.

¿Qué beneficios proporcionan las etiquetas de tinta electrónica?

Implementar estas soluciones es también una decisión económicamente viable. A pesar de la inversión inicial en la tecnología, el retorno sobre la inversión es rápido gracias a la reducción en los costes laborales, de operación y de consumibles.

Además, las etiquetas electrónicas solo se compran una vez y funcionan con batería o pila de larga duración, eliminando la necesidad de reemplazarlas frecuentemente. En comparación, las etiquetas tradicionales requieren impresión constante, lo que representa un gasto continuo en consumibles que se puede evitar con las etiquetas electrónicas.

Al disminuir la cantidad de tiempo que el personal necesita dedicar a tareas repetitivas y de escaso valor añadido, como la actualización de precios o la verificación de stock. Los empleados pueden enfocarse en ofrecer un servicio de atención al cliente de mayor calidad y en otras actividades que directamente contribuyen a la rentabilidad del negocio.

Impacto ambiental y sostenibilidad

Desde una perspectiva de sostenibilidad, las etiquetas de tinta electrónica ofrecen ventajas significativas. Al eliminar la necesidad de etiquetas de papel y reducir la frecuencia de impresiones, contribuyen a la disminución del consumo de recursos y la generación de desechos.

La vida útil de estas etiquetas es considerablemente larga y su consumo energético es muy bajo. Aunque utilizan baterías, su eficiencia y durabilidad las hacen una opción más sostenible en comparación con las etiquetas tradicionales que requieren impresión constante.

Funcionamiento de la tecnología de las etiquetas digitales

Las etiquetas electrónicas ESL (Electronic Shelf Labels), también conocidas como e-tags, se basan en la tecnología de tinta electrónica, similar a la de los lectores de libros electrónicos.

Estas etiquetas para estantes cuentan con una pantalla de microcápsulas que contienen pigmentos blancos, negros rojos y amarillos. Al aplicar un campo eléctrico a las cápsulas, se altera la orientación de los pigmentos, cambiando el color de la superficie de la pantalla.
Este proceso solo requiere energía durante la actualización de la pantalla, no durante el mantenimiento de la imagen mostrada.

Las etiquetas electrónicas tienen el mayor consumo energético cuándo se actualiza la información. Cuando la etiqueta solo muestra la información, la mayor parte del tiempo, el consumo es próximo a cero. Gracias al bajo consumo, la batería de las etiquetas puede llegar hasta los 5 años.

Además, no es necesario que el ordenador o el sistema esté encendido todo el tiempo. Las etiquetas solo se comunican para actualizar datos e información, una vez que están actualizadas no necesitan que esté encendido un ordenador.

Este tipo de tecnología resulta ideal para aplicaciones en entornos comerciales donde se requiere actualizar la información de manera frecuente y eficiente.

El proceso de actualización de las etiquetas de tinta electrónica

  1. Recepción de datos: La plataforma web comunica los cambios en las etiquetas a los puntos de acceso (AP) de las tiendas a través de internet. Esta información se transmite por un cable de red que también proporciona alimentación (PoE). Los puntos de acceso, distribuidos por las tiendas, reciben la información y la envían a las etiquetas mediante Bluetooth.
  2. Procesamiento de datos: La imagen ya formateada, de acuerdo con el tamaño y los colores posibles de las etiquetas, llega a las etiquetas. El procesamiento de los datos ocurre en la plataforma, no en la etiqueta.
  3. Actualización de la pantalla: Utilizando un campo eléctrico, se altera la orientación de los pigmentos en las microcápsulas de la pantalla, mostrando la imagen renderizada y actualizando la información visible en la etiqueta.

Integración de la solución con otros sistemas

Estas etiquetas pueden integrarse con diferentes soluciones y plataformas digitales para mejorar la eficiencia operativa y la gestión de inventario en entornos minoristas.

Las etiquetas de tinta electrónica pueden integrarse con un sistema ERP para actualizar automáticamente la información de precios y disponibilidad de productos, lo que ayuda a mantener la coherencia de los datos en toda la organización

Etiquetas de tinta electrónica integradas en un Sistema de Gestión de Almacenes

Por otra parte, la integración de las etiquetas electrónicas en un Software de Gestión de Almacenes (SGA) permite optimizar la gestión del stock y mejorar la eficiencia de las operaciones.

Usando un SGA se actualiza automáticamente cualquier información relativa al producto, desde precio, descripción, ofertas, opiniones de clientes, valoraciones, etc. El proceso de integración se realiza en los siguientes pasos:

  1. Conexión con el SGA: Las etiquetas electrónicas se conectan a la plataforma web a través de puntos de acceso (AP) que reciben alimentación y datos mediante Power Over Ethernet (PoE) por cable. La comunicación entre los puntos de acceso y las etiquetas se realiza mediante Bluetooth.
  2. Intercambio de datos: El SGA envía a las etiquetas la información del producto, como el precio, la promoción y el stock disponible. Las etiquetas, a su vez, pueden enviar al SGA información sobre el estado del producto, como si está disponible para su venta o si necesita reposición.
  3. Actualización automática: El SGA actualiza automáticamente la información en las etiquetas cuando se producen cambios en el stock, precios o promociones.

La sinergia entre las etiquetas electrónicas y un Software de Gestión de Almacenes facilita la automatización de varios procesos. Por ejemplo, en un establecimiento que vende alimentos frescos, se puede reducir el precio a partir de una hora determinada, aplicando un 20% de descuento para vender el producto y reducir desperdicios. También es posible aplicar descuentos cuando queden las últimas unidades o en fechas especiales, como el Black Friday.

Optimización del negocio usando etiquetas de tinta electrónica

¿Cuántas veces cambias los precios de los productos en tu negocio? ¿Vendes menos por tener las estanterías vacías por un reabastecimiento ineficiente?

Con la capacidad de mostrar información actualizada y personalizable, las etiquetas electrónicas para estanterías se están convirtiendo en una herramienta indispensable en la modernización de los establecimientos minoristas.

La solución de etiquetas digitales de KIWANDA ayuda a controlar los precios de forma centralizada, reduciendo los errores en su modificación.

Descubre más artículos
Scroll al inicio
Habla con nosotros
1
KiwandaLabs
Hola :)

¿En qué podemos ayudarte?